Las Casas de Conde estan ubicadas en la pedanía de DOÑA INES (Lorca-Murcia), con capacidad para 6 y 8 personas cada una, o 14 si se trata de un grupo. Cada alojamiento consta de 3 amplios dormitorios, con cocina, baño, salón con chimenea de leña y un patio con barbacoa.

Estas viviendas, con más de 200 años de antigüedad, pertenecian al Conde de Campillo siendo ocupadas por una familia de labradores; han sido rehabilitadas recientemente, respetando en la restauración el tipo originario de construcción con muros de casi un metro de espesor, y techos entrevigados de madera que sostenían antiguos graneros y otras dependencias.